Categorías
Uncategorized

¿Cómo se realiza el decorado en una obra de teatro?

Desde un punto de vista puramente escénico y concreto, la decoración y el objeto tienen una función más allá de la decorativa dentro de una obra teatral. En ella participan de la primera impresión del espectador y crean o no la calidad estética del espectáculo, lo que supondría el éxito o fracaso del acto teatral, solamente por una elección equivocada de la decoración.

Durante la actuación, el espectador debe comprender rápidamente, desde la decoración, el vestuario hasta los accesorios que guardan el discurso narrativo y la descripción de la obra teatral. Por lo que se instalan de inmediato la habitación en un contexto espacial y temporal, al representar la realidad, son estos elementos los que promueven la ilusión teatral, lo que da a la pieza toda su eficacia y al público el intenso placer de creerla.

¿Cuáles son los elementos para una buena decoración en una obra de teatro?

Pero todos y cada uno de estos elementos van más allá de la función informativa para el público, son estos elementos quienes juegan un papel dentro de la pieza en sí, siendo a veces un componente esencial. La decoración, el vestuario y los accesorios marcan la pauta, son los verdaderos creadores de la atmósfera, imponen de inmediato el género, el tono y el registro de la pieza.

Así, como en la Antigüedad, los colores pálidos y las máscaras, a menudo blancas y sobrias, que marcaban el peso del destino sobre los hombros del personaje, señalaban la tragedia. Por el contrario, los trajes coloridos, a menudo hinchados, denotaban comedia.

La decoración y los objetos adquieren a veces un poder desorbitado e inesperado, como cuando los objetos dan un estatus al espectador como un simple disfraz o una simple carta otorgan al público un estatus privilegiado y les da el placer de conocer más que los personajes mismos, creando a veces un vínculo entre el espectador y uno de los personajes de la historia teatral.

De igual forma ciertos objetos o elementos de la decoración se convierten en actores, socios del actor, a menudo mal intencionados como una carta se pierde, dos sillas garantizadas para ser irrompibles rompen y descarrilan el proyecto comercial de su inventor por lo tanto se ve completamente arruinado.

Es así como también a veces, elementos inanimados se convierten en socios del personaje, incluso de su igual, cobrando vida e interactuando con cualquiera de los personajes. A veces se vuelven gigantes hasta el punto de ocupar todo el espacio de la puesta en escena.

Anteriormente, en la década de 1970, nuevas formas de teatro llegaron a apreciarse como el teatro de objetos o efigies, quienes reemplazaron personajes o actores con objetos manipulados que tienen vida propia, una suerte de marionetas, pero también tapas de bolígrafos, un lavabo, una silla, un árbol y finalmente, encontramos aquellos objetos de la decoración que pueden adquirir un valor simbólico.

¿La decoración de una obra teatral puede cambiarlo todo?

Ciertamente el significado o el registro de una obra de teatro puede cambiar según las elecciones del director en cuanto a la decoración de la obra. La decoración, el vestuario y los objetos adquieren funciones que van mucho más allá de la simple representación de la realidad.

Son preciosos indicadores que, iluminan al espectador sobre los personajes y ayudan al dramaturgo a construir su obra apoyando o agitando la trama, del mismo modo ayudan al juego del actor y, a veces, cobran vida con vida propia antes de entrar al estatus de símbolo o alterar el significado de la pieza. No obstante, existe el peligro de dar una importancia excesiva a estos elementos de la puesta en escena en detrimento del tejido humano, quien es el verdadero tema del teatro.

Categorías
Uncategorized

Estado de la industria del Teatro en España

La pandemia de Covid-19 ha dañado innumerables industrias principalmente la del entretenimiento presencial como pueden ser cines, ferias, circos y por supuesto el teatro.  Ha provocado enormes pérdidas de puestos de trabajo en todo el mundo y ha obligado a los estados a subvencionar ciertos sectores para poder ser rentables en España. Pero mientras la mayor parte del mundo se está recuperando lentamente, España no levanta cabeza del todo. Hundiendo aún más este ya tan maltratado sector.

Los teatros de todo el mundo están vacíos, aunque poco a poco se van recuperando en parte de Asía. En Europa la situación es totalmente opuesta, muchos de estos negocios están quebrando y enviando a gente a la calle.

La pandemia ha impedido que los ensayos y actuaciones se puedan realizar con normalidad. Impidiendo el correcto desarrollo de tan noble arte, ya que cada programa lleva meses para prepararse y elaborar los escenarios. El equipo trabaja de forma muy cercana unos de otros, lo que hace que el distanciamiento social sea casi imposible. Los actores no pueden mantener el distanciamiento social si el escenario no lo permite. El público se reúne en gran número y los márgenes de beneficio son ridículos, lo que significa que la reducción del número de personas tampoco es sostenible.

teatro y ballet

Los datos macroeconómicos del sector

  • El número de espectadores en España que reservan entradas para espectáculos posteriores al cierre se ha reducido durante el último mes a solo un 10%.
  • El 50% de españoles no asistiría a un evento teatral en vivo
  • Solo un 10% porciento de los españoles irían a un evento cerrado.
  • La población exiges limitaciones de aforo que el sector no se puede permitir.
  • La normativa exige unas distancias interpersonales inasumibles.

La esperanza es lo último que se pierde

La totalidad de las industrias del planeta están necesitando adaptarse, con la llegada de plataformas como Netflix y Youtube se pueden generar ingresos si la necesidad de reunirse con el público de manera presencial.

Con Twitch, los actores de teatro pueden emitir en directo sus espectáculos, en esta plataforma los espectadores pueden realizar donaciones y suscripciones para seguir manteniendo vivo el teatro.

Para la crítica fue genial ver a artistas y organizaciones culturales ofrecer contenido en línea para las personas que están en cuarentena en casa. Muchos teatros han ofrecido transmisión en línea de sus espectáculos anteriores para que la gente las disfrute en casa. Es una excelente forma de mantener a su audiencia comprometida con el género teatral y su contenido, e incluso abre una vía alternativa de entretenimiento a personas que nunca han asistido previamente a una representación teatral.

Por otro lado gran parte del sector está descontento con la experiencia que genera un espectáculo teatral vía telemática. Ya que se pierde gran parte de la esencia que tiene el teatro.

Los artistas piden ayudas económicas

Los profesionales del sector buscan el respaldo del gobierno para poder subsistir mientras dure la pandemia.  Los expertos aseguran que o comienzan a generar caja o corre peligro la subsistencia del sector, por ello han realizado numerosas reclamaciones para captar la atención del ejecutivo.

Anuncia que si no sale una vacuna o cura en los próximos meses pueden verse comprometidos hasta las productoras de teatro más consistentes. Los ingresos indirectos del mercado online apenas pueden pagar los costes operativos que tiene una obra teatral, los cuales son muy elevados (personal, producción, ensayos, decorados). Este es el motivo por el cual exigen subvenciones y desgravaciones fiscales para poder continuar con el desarrollo de este nombre arte mientras dure la pandemia.